domingo, 22 de agosto de 2010

LA ARQUITECTURA ORGÁNICA

 

Espero estén muy bien, hoy les traigo este post que combina la naturaleza y la arquitectura creando lugares mágicos, hermosos y que con solo mirarlos te transmiten esa sensación de paz.

 

Empecemos; la arquitectura orgánica u organicismo arquitectónico es una filosofía de la arquitectura que promueve la armonía entre el hábitat humano y el mundo natural. Mediante el diseño busca comprender e integrarse al sitio, los edificios, los mobiliarios, y los alrededores para que se conviertan en parte de una composición unificada y correlacionada. Los arquitectos Gustav Stickley, Antoni Gaudí, Frank Lloyd Wright, Alvar Aalto, Louis Sullivan, Bruce Goff, Rudolf Steiner, Bruno Zevi, Hundertwasser, Imre Makovecz y Antón Alberts son los mayores exponentes de la denominada arquitectura orgánica

 

 

El término “arquitectura orgánica” fue acuñado por el famoso arquitecto Frank Lloyd Wright (1867-1959):

Y aquí estoy ante ustedes predicando la arquitectura orgánica, declarando que la arquitectura orgánica es el ideal moderno y la enseñanza tan necesaria si queremos ver el conjunto de la vida, y servir ahora al conjunto de la vida, sin anteponer ninguna "tradición" a la gran TRADICIÓN. No exaltando ninguna forma fija sobre nosotros, sea pasada, presente o futura, sino exaltando las sencillas leyes del sentido común —o del súper-sentido, si ustedes lo prefieren— que determina la forma por medio de la naturaleza de los materiales, de la naturaleza del propósito... ¿La forma sigue a la función? Sí, pero lo que importa más ahora es que la forma y la función son una.

F. L. Wright, Organic Architecture, 1939

Ferdinand Cheval

 

El teórico David Pearson propuso una lista de reglas hacia el diseño de una arquitectura orgánica. Se conoce como la carta de Gaia para la arquitectura y el diseño orgánicos. Según Pearson el diseño debe:

  • ser inspirado por la naturaleza y ser sostenible, sano, conservativo, y diverso.
  • revelar, como un organismo, el interior de la semilla.
  • existir en el “presente continuo” y “comenzar repetidas veces”.
  • seguir los flujos y ser flexible y adaptable.
  • satisfacer las necesidades sociales, físicas, y del espíritu.
  • “crecer fuera del sitio” y ser único.
  • celebrar la juventud, jugar y sorprenderla.
  • expresar el ritmo de la música y de la energía de la danza.

 

Frank Lloyd Wright

 

Espero les haya gustado, ya saben que pueden dejar sus comentarios, dudas o sugerencias. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario